marx

Escrito por Javier Giral Palasí para el libro “Contra la Manipulación de la Izquierda”.

Todo el movimiento socialista es antisemita, frente a la visión sesgada que nos ha trasmitido la propaganda histórica y política, pues no sólo es antisemita el nacional-socialismo alemán del que buena cuenta han dado la infinidad de películas sobre el holocausto, y del que la izquierda nos hizo creer que es la extrema derecha.

  A primeras puede chocar que el socialismo sea antisemita pues la izquierda procede del marxismo, y Karl Marx como es sabido era judío, aunque su padre de ideas liberales se había convertido al protestantismo y Marx ni practicaba los ritos judíos ni creía en el judaísmo. Y a pesar de ser judío, como lo era Trotsky y en parte Lenin, Marx arremetía con saña contra el judaísmo, al socialista Lassalle lo martirizó calificándolo de “negro judío”. Por ejemplo, en su libro Sobre la cuestión judía, Marx aseveraba que el dinero es la raíz de todos los males, que los judíos poseen el dinero y que, por tanto, el judaísmo debía ser aniquilado, concretamente dice:

“El fundamento secular del judaísmo es la necesidad práctica, el interés egoísta. El culto practicado por el judío es la usura y su Dios, el dinero”.

En sus artículos añade: “El dinero es el celoso Dios de Israel, ante el cual ningún otro dios puede ser

todo tirano está apoyado por un judío y cada papa por un jesuita

  Este antisemitismo fundacional del socialismo que asocia a los judíos con el capitalismo entendido como acumulación de riquezas en perjuicio de otros, que lo asocia con la usura, y ve al prestamista judío el precursor del capitalismo financiero, está en la ideología del socialismo y de la izquierda desde su primer momento y llega hasta nuestros días, lo que hace a la izquierda asociarse y posicionarse a favor de los islamistas frente al estado de Israel, y a las juventudes de los partidos de  la  izquierda  lucir  la Kufiyya,   o pañuelo  palestino,  en contra de Israel, como también lo lucen en ocasiones los antisemitas skinheads del nacional-socialismo.

  Este  antisemitismo del socialismo de la izquierda es el mismo que descubrimos recientemente en el concejal comunista de Podemos, Guillermo Zapata, con sus chistes de mal gusto en twitter; y es el viejo antisemitismo que hizo a Stalin enviar a un gulag de Siberia a Grigori Morózov, primer novio de su hija Svetlana sólo porque era judío.  De hecho en la URSS también hubo discriminación, y persecución racial contra los judíos, incluido un plan para deportarlos al círculo polar ártico.

  Por lo tanto el antisemitismo forma parte de la ideología del socialismo y de la izquierda desde sus orígenes fundacionales, no es una excepción del nacional-socialismo alemán y de la obsesión de Hitler, sino que está en la raíz filosófica de todos los socialistas.

contra bien

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: