CALVO SOTELO 2

 Artículo de Javier Giral Palasí.

  Franco  fue  el   último  general  de  relieve  en sumarse  al  golpe  de  estado  que  preparaba  el   general Mola. Un día antes del asesinato del líder de la oposición José  Calvo  Sotelo,    Franco  escribía  una  carta  a  Mola aconsejando   prudentemente   esperar     y   sin   sumarse todavía    de forma clara  al  alzamiento  que  se organizaba. El 13 de julio de 1936 se producía el violento asesinato de Calvo Sotelo del Partido Renovación Española. La decisión de asesinar a Calvo Sotelo ya había sido tomada por la masonería el 9 de mayo anterior y lo sabemos gracias a las confesiones de Urbano Orad de la Torre a el periódico El País el 26 de septiembre de 1978. No olvidemos que los masones eran un tercio de los diputados a cortes en aquel momento, y movían su influencia entre bambalinas.

  El asesinato de Calvo Sotelo no fue tampoco una represalia por el asesinato del izquierdista teniente Castillo como la propaganda suele decir, pues además de ser una decisión tomada antes por la masonería era también una provocación contra la derecha, que llevada a un pronunciamiento militar, que estimaban de escasa fuerza como fue el de Sanjurjo en 1932, sería aprovechado para aplastar a los sectores conservadores del país e imponerse y avanzar en la dirección de la “dictadura del proletariado” y la instauración de una república socialista en España.

CALVO SOTELO 3

  El asesinato del teniente Castillo sigue sin esclarecerse quiénes lo llevaron a cabo, y no faltan trabajos de investigación que indican que pudo ser perpetrado por sus propios  compañeros.    En  cambio  el  asesinato del líder de la derecha, José Calvo Sotelo, sí se conoce detalladamente: fue sacado de madrugada de su casa por socialistas de las fuerzas de seguridad del Estado, y recibió un tiro en la nuca de Luis Cuenca, que era guardaespaldas del diputado socialista Indalecio Prieto, como también lo era Fernando Condés, jefe de aquel grupo criminal. Aquella noche también fueron en busca de Gil Robles de la católica CEDA pero no pudieron localizarlo al estar ausente de su casa.

  El asesinato de Calvo Sotelo fue el suceso que agotó el temple de Franco, pues dio su visto bueno y se sumó al golpe militar que organizaban Mola y Sanjurjo. Aquel trágico suceso fue también la gota que colmó el vaso de la España que se oponía a la revolución marxista, tras meses de violentos altercados y cientos de asesinados desde las fraudulentas elecciones de febrero de 1936. Por  tanto  nos  encontramos  ante  un  golpe  de  estado organizado por los militares,    de mando militar y sólo de carácter  militar,   y no  de  ningún  partido  “fascista” al asalto del poder. Un alzamiento militar  que  derivará  en una guerra civil, y que contará con mayor apoyo popular en   número   de voluntarios   dispuestos   a   ingresar   en   las  filas  del ejército nacional que voluntarios tendrá el Frente Popular. No hay  que olvidar que  el “Frente Popular”  era  el nombre de la coalición de  izquierdistas con el que se   presentaron   a   las   elecciones    respondiendo  a   la consigna de la Internacional Comunista,  pero no era en absoluto más popular que el bando nacional.

patrioticamente promoción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: