clara campoamor

Escrito por Javier Giral Palasí para el libro “Contra la Manipulación de la Izquierda”.

Realmente cuando las mujeres votaron por primera vez fue durante la dictadura del general conservador Miguel Primo de Rivera (1923-1930), pero es el 9 de diciembre de 1931, comenzada la II República, la fecha que se recuerda como la de la aprobación por las Cortes Constituyentes del voto femenino en España para la elección de gobierno. Y aquel voto femenino se consiguió a pesar de la oposición de la mayor parte de la izquierda.

  Lo llamativo es que dos de las tres únicas diputadas que había en las Cortes republicanas en 1931, ambas de ideología socialista, se mostraron en contra de conceder el sufragio a la mujer: Margarita Nelken del PSOE y Victoria Kent del Partido Radical Socialista, que dijo: “Es necesario que las mujeres que sentimos el fervor democrático, liberal y republicano pidamos que se aplace el voto de la mujer”.

contra bien

  Estas dos diputadas sostenían, como la mayor parte de la izquierda, que la mujer española carecía de la suficiente preparación como para votar responsablemente, pues estaba muy influenciada por la Iglesia y su voto podía acabar en los partidos conservadores, por tanto gran parte de la izquierda pedía como mínimo aplazar el sufragio femenino. Así lo expresaba el diputado Álvarez Buylla del Partido Radical: el voto femenino es “un elemento peligrosísimo para la República, porque la mujer española, como política, es retardataria, es retrógrada; todavía no se ha separado de la influencia de la sacristía y del confesionario”; y Victoria Kent añadía que “la falta de madurez y de responsabilidad social de la mujer española podía poner en peligro la estabilidad de la República, ya que un porcentaje muy elevado, antes de votar, lo consultaría con su director espiritual”.

  La excepción la puso la tercera diputada que había en 1931, Clara Campoamor del Partido Radical Republicano considerado como un partido liberal de centro, que terminaría gobernando con la derecha. Clara Campoamor defendió con vehemencia el sufragio femenino ante la oposición de gran parte de las cortes de 1931, incluido contra algunos compañeros de su partido. Así contestaba a la socialista Victoria Kent y al resto de opositores: “Si habéis afirmado ayer la igualdad de derechos, lo que pretendéis ahora es una igualdad condicional, con lo que no hay tal igualdad. Si habéis votado la igualdad no podéis mantener la condición.    Eso es una cosa ilógica.   ¿Dónde empieza la igualdad entonces, Sres. Diputados? ¿Cuándo a SS. SS. les plazca?” (…) No es posible sentar el principio de que se han de conceder unos derechos si  han de ser  conformes con  lo que nosotros deseamos y, previendo la contingencia de que pudiese no ser así, revocarlos el día de mañana. Eso no es democrático”. Entonces Azaña ironizó sobre el enfrentamiento dialéctico entre Victoria Kent y Clara Campoamor en las cortes, comentando que “sólo hay dos mujeres en la cámara y ni por casualidad pueden ponerse de acuerdo”.

  Después cuando Clara Campoamor abandonó el Partido Radical Republicano en 1934, quiso unirse a Izquierda Republicana pero no fue aceptada, fue entonces cuando escribió: “Mi pecado mortal. El voto femenino y yo”. La izquierda no le perdonó su defensa del sufragio femenino, pues argumentaron que ayudó a la derecha a ganar las siguientes elecciones de 1933.

  Pero las diputadas socialistas no fueron las únicas que se opusieron al sufragio femenino. El 2 de septiembre de 1931, el diputado izquierdista Novoa Santos proporcionó argumentos “biológicos” para los que se oponían al voto femenino, y dijo que a la mujer no la dominaban la reflexión y el espíritu crítico, pues se dejaba llevar siempre de la emoción y de los sentimientos: “el histerismo no era una simple enfermedad, sino la propia estructura de la mujer”. Por lo que el diputado Hilario Ayuso del izquierdista Partido Republicano Federal propuso una enmienda por la que los varones pudieran votar desde los 23 años, pero las mujeres no lo hicieran hasta superar los 45años, porque según Hilario Ayuso, la mujer está dominada por el “histerismo y eso le impide votar hasta la época menopáusica”.

  Otro  destacado líder  del PSOE como  Indalecio Prieto se opuso enérgicamente, y afirmó que la concesión del voto a la mujer era “una puñalada trapera para la república”, porque pensaban que las mujeres eran conservadoras por naturaleza y votarían masivamente a la derecha. Por tanto el reconocimiento del derecho al voto de las mujeres quedaba supeditado a que las mujeres votaran a la izquierda.

  En otro “ejercicio de democracia”, el diputado Eduardo Barriobero, del Partido Republicano Democrático Federal, pedía excluir del derecho al voto a todas las monjas que existían en España.

  Finalmente tras agrios y acalorados debates en las Cortes Constituyentes de la II República se aprobó el sufragio femenino aquel 9 de diciembre de 1931 con 161 votos a favor y 121 en contra. Todos los partidos de la izquierda votaron en contra, excepto el PSOE que estaba dividido en su opinión y una parte votó a favor y otra se abstuvo o votó en contra. Los tópicos de la propaganda de la autodenominada progresía se caen.

3 Comments on “LAS MUJERES CONSIGUEN EL VOTO A PESAR DE LA OPOSICIÓN EN LA IZQUIERDA

  1. ¿Podría explicar en qué ocasión y con qué fin las mujeres votron durante la dictadura de Primo de Rivera?

    Me gusta

  2. Efectivamente .Las mujeres no tenemos unidad entre sí . Clara Campoamor fue una gran luchadora que terminó y murió en el exilio. Las demás no le llegaron ni a la suela de los zapatos.Siempre en contra de otras mujeres y ayudando en lo que pudo.Yo desde pequeña la admiré y ahora mas.He perdido muchos años de mi vida y sigo igual en mis deseos de apretar entre mis pensamientos la igualdad.Existen muchas asociaciones de mujeres feministas y ninguna ha conseguido Leyes y disposiciones de igualdad.No sirve una manifestación llena y el año próximo otra sin más;sino varias manifestaciones con Leyes frescas y contundentes, que no existen ,hasta que miles de mujeres nos convirtamos en UNA MUJER SOLAMENTE.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: